LA CAMARA DE DIPUTADOS DEL CHACO
SANCIONA CON FUERZA DE LEY

ARTÍCULO 1º ): DISPONER que el  Poder Ejecutivo Provincial mediante  el Ministerio de Gobierno Justicia y Trabajo impulse en el término de 30 días el desarrollo en la  Provincia Del Chaco de un Plan Canje de Armas de la población civil con el objetivo de disminuir la tenencia de estos elementos por parte de la población.

ARTÍCULO 2º ): Dicho plan se enmarcará dentro de los objetivos generales y particulares del Plan de Seguridad Urbana y  se ejecutará a partir de la participación comunitaria de las distintas entidades e instituciones gubernamentales y no gubernamentales en la búsqueda de lograr el canje de armas por parte de la población por Bienes de consumo básicos: se contemplarán distintos elementos y en variadas cantidades de objetos que mejoren directamente la calidad de vida de los participantes en la entrega voluntaria, como ser:

·        Módulos alimentarios básicos

·        Medicamentos

·        Materiales de construcción

·        Ayuda social y empleos temporarios

·        Otros.  

Bienes de consumo simbólicos: objetos que no satisfagan directamente las condiciones de vida pero que estimulen la integración, la cohesión social y el compromiso solidario de los participantes, como ser:

·        Pases a espectáculos  sociales y deportivos

·        Equipos deportivos

·        Vestimenta deportiva

·        Electrodomésticos

·        Libros

·        Becas de estudio en instituciones oficiales

·        Viajes 

·        Pases para transporte público

·        Entradas a espectáculos artísticos

·        Equipos de computación

ARTÍCULO 3º ): Para la ejecución del Plan se realizará un relevamiento de los posibles recursos destinados al canje de armas, los que entre otros podrán ser:

ARTÍCULO  4º ): Se convocará para la ejecución del Plan al Registro Nacional de Armas (RENAR) así como todo otro organismo oficial que pudiera tener competencia en los procedimientos que se dispongan.

ARTICULO 5º ) Las armas que se entreguen serán depositadas en guarda  en cada destacamento policial, confeccionándose una planillas al efecto detallándose las características y números de serie de la misma, vencido el plazo establecido serán retiradas y depositadas en dependencia policial para su destrucción, salvo aquellas que puedan tener pedido de la justicia, a los 30 días de vencido el plazo, mediante un acto público masivo.

ARTICULO 6º ) Facúltese al Ministerio de Gobierno, a implementar un sistema telefónico gratuito  ( 0800 ) de recepción de información y denuncias sobre tenencias, portación y comercialización ilegítima de armas, explosivos o municiones, información esta que será tomada como base para la investigación y adopción de medidas adecuadas. La información será suministrada en forma anónima . A tales fines la Jefatura de Policía de la Provincia dispondrá la actuación de la dependencia pertinente.

ARTICULO 7º ) Encomiéndese al Ministerio de Gobierno, la implementación de planes y autorizase la firma de los convenios que fueren necesarios a fin de prevenir y controlar el ingreso irregular de armas de fuego, municiones y explosivos en todos los accesos aéreos, fluviales y terrestres de la provincia del Chaco.

ARTÍCULO 8º ) El Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Gobierno, dictará las normas reglamentarias de la presente ley e implementará las medidas necesarias tendientes a fiscalizar y controlar la legítima tenencia, portación, ingreso, circulación y comercialización de armas de fuego, explosivos y municiones en la provincia del Chaco.

ARTICULO 9º ) Deróguese toda disposición legal que se oponga a la presente.

ARTICULO 10º  )  DE FORMA.

FUNDAMENTO

CANJE DE ARMAS

La violencia que hoy experimenta nuestra sociedad es responsabilidad de todos contribuir a erradicarla , pero es mucha mas la responsabilidad del Estado controlarla , para ello proponemos  a través de un proyecto de  Ley en la provincia  y crear conjuntamente con el Programa de Seguridad Urbana se estudie e impulse un Plan Canje de Armas por Bienes de Consumo.

Se acompañan a la presente cuadros estadísticos y reseña de la experiencia en Mendoza.

ES NECESARIO DECIR ADIOS A LAS ARMAS

Desde que finalizó la Segunda Guerra Mundial, unos 30 millones de personas han perecido en los diferentes conflictos armados que han sucedido en el planeta, 26 millones de los cuales a consecuencia del impacto de armas ligeras. Estas armas, y no los grandes buques o los sofisticados aviones de combate, son por tanto las responsables materiales de cuatro de cada cinco víctimas caídas en este tiempo, que en un 90% también han sido civiles (mujeres y niños en particular). Las armas ligeras, en síntesis, son las que matan a más gente y las que afectan más directamente a la población civil. Este es el resultado de la llamada "desmilitarización de los conflictos", por la que son los civiles, y no los militares, los que mueren en la mayoría de los enfrentamientos armados, hoy volvemos a militarizar el mundo. En lo  interno y los enfrentamientos civiles la mayor parte de los conflictos contemporáneos y la crueldad de las cifras comentadas anteriormente, pone también de manifiesto las nefastas consecuencias del comercio de  armas , que sin embargo ha puesto a disposición fácil de una gran cantidad de personas todo tipo de armas, y a bajo costo, para ser usadas entre civiles y en conflictos étnicos, o para fines ilícitos y criminales, aumentando la inseguridad de las ciudades y rearmando a toda clase de bandas, grupos paramilitares, mafias, clanes y guerrillas.

¿Qué son los programas de recolección y destrucción de armas?

Una de las facetas introducidas en los últimos años por parte de las instituciones y organismos interesados en controlar la proliferación de armas ligeras, ha sido la puesta en marcha de programas y proyectos para recolectar todo tipo de armas en manos de civiles, a cambio de entregarles algún tipo de bienes.

Nadie ignora que el uso frecuente e indebido de estas armas no es más que el síntoma y la expresión de otros problemas de fondo, de carácter más estructural.

El problema no es sólo el de una oferta y un fácil acceso de armas de procedencia ilícita, sino la existencia de circunstancias sociales y políticas (fragmentación social, exclusión de la juventud, polarización social y política, marginación, desocupación etc.), que genera una demanda de instrumentos de violencia y confrontación. Detectar, reconocer y actuar sobre estas raíces que generan violencia y facilitan el recurso a las armas será, por tanto, la forma más eficaz de cambiar esta dinámica.

El propósito de reducir la magnitud de este problema y de sentar las bases para una estrategia de solución a largo plazo será, sin duda, una tarea esencialmente educativa. La cultura de la violencia que ha primado y glorificado el uso de las armas, es el resultado de la confluencia de diversos factores, sobre los que habrá que establecer correctivos y contrapesos: la mística de la masculinidad creada a partir de la glorificación de la fuerza, la represión de los sentimientos y el desprecio por la empatía, el cuidado y la ternura; la escasa capacidad para valorar el significado de la vida y la pérdida de la misma, la estúpida asociación entre valentía y riesgo de muerte, la identificación entre poder y violencia, etc. Ello nos lleva a pensar que la educación, desde la ejecutada en la escuela hasta la realizada en el ámbito familiar, comunitario o político, es la única herramienta capaz de cambiar el fondo de este problema.

En la República Argentina la realidad no escapa al resto del mundo, y nuestra sociedad cada día se vuelve más violenta, por circunstancias diversas.

La pérdida de valores, la falta de modelos, la carencia de ideales , la falta de oportunidades  o utopías se suman a las carencias económicas y sociales que cada vez golpean más a la mayoría de la comunidad. Todo ello hace eclosión en el medio de una sociedad cada vez más competitiva y a la vez discriminatoria.

Si a cualquiera de nosotros se nos pregunta sobre el tema de inseguridad la mayoría contestará que tiene una sensación que día a día va aumentando, y esto lleva a tratar de buscar mecanismos de autodefensa  y hasta el punto de cree en la justicia por propias manos generándose una falta de confianza en la Policía y en la Justicia.

Esta intranquilidad ciudadana a llevado equivocadamente a aumentar la compra de armas pensado en la autoprotección  creyendo que de esa manera contribuye al orden público.

Pero tener un arma puede acarrear muchas situaciones de muy alto riesgo para las personas que se encuentren indirecta y directamente involucradas como ser accidentes, suicidios, homicidios, contacto de los niños y muchas otras más.

La presencia de un arma en el hogar siempre generará mayor inseguridad .

En la provincia del Chaco  la ola de inseguridad se puede cuantificar con cifras alarmantes, con muertes cotidianas por discusiones sin sentido entre vecinos, niños heridos accidentalmente a través de juegos en sus domicilios con armas que se encuentran a su alcance, peleas entre grupos de adolescentes con ideales equivocados, enfrentamientos de hinchadas de fútbol cegados por una pasión, hechos incomprendidos de alumnos contra sus maestros por una calificación que creen injusta , y los asaltos a mano armada en busca  quizás de la subsistencia alimentaria y muchas otras situaciones que nos muestran hasta donde ha llegado la forma de actuar del hombre y la pérdida de valor de la vida humana.

Debemos  analizar la situación del año 2000  / 2001 , para poder observar que existe un incremento de pacientes asistidos con intervención policial de suma importancia según las informaciones y las estadísticas., Según consulta de quienes manejan esta información estadística se prevé para el año 2002  se mantenga los mismos porcentajes con tendencia a superar para el cierre del año.

Para revertir esta situación no hay que tratar de combatir la violencia urbana reprimiéndola, sino que debe centrarse la atención en la prevención para atacar las causas que la originan.

Un programa de seguridad de la población a través de una política de prevención puede estar compuesto por varias actividades, siendo una posibilidad concreta una propuesta de desarme de la sociedad.

Esta idea se puede concretar mediante un aporte solidario de la gente de entregar las armas en campañas fomentadas por un fin de mejorar la calidad de vida de la población.

En nuestra provincia, funciona  un Programa Provincial de Seguridad Urbana. Este Programa, que prevé la constitución de un Concejo Ejecutivo, además de los Consejos zonales que son hasta ahora la única instancia de funcionamiento comunitario.

En reiteradas oportunidades hemos manifestado que la Seguridad Urbana es un problema de soluciones interdisciplinarias y que el Programa seguramente podrá traer soluciones parciales a algunos de los problemas que se manifiesten.  A nuestro juicio  la participación de la sociedad mediante sus organizaciones sociales  constituye un verdadero lugar para el encuentro de los funcionarios de distintas áreas, entidades intermedias, profesionales para discutir no solo el lugar del personal policial, los móviles, las comisarías en el conflicto, sino sobre una visión más global tanto del diagnóstico como las soluciones.

El Registro Nacional de Armas ( RENAR ) tiene contabilizadas  1.938.462 armas de fuego legales. Se calcula que hay, además, un millón sin declarar. En total, un arma cada diez personas, sin contar las de las fuerzas de seguridad.

En los grandes centros urbanos la estimación es que la mitad de los domicilios tiene armas destinadas a defensa, porcentaje que crece al 70% en zonas  suburbanas.

La mitad de las armas registradas está en manos de personas que no han recibido ninguna instrucción,  que suelen convertirse en un peligro para sí mismos y  para aquellos que los rodean.

 Cada cinco minutos una persona pide permiso para la tenencia de armas,  actualmente no mas de 3.000 civiles tienen la correspondiente licencia de portación, sin contar las fuerzas de seguridad y las empresas de vigilancia.

Una interesante experiencia en la Prov.  de Mendoza

En la ciudad de Mendoza, a fines del año 2000 se realizó una campaña denominada PLAN CANJE DE ARMAS POR MEJORES CONDICIONES DE VIDA.

El objetivo de ésta fue inducir el debate sobre la violencia social, las armas, y la necesidad de un desarme como un aporte solidario para la seguridad.

En esta campaña mendocina se otorgaron beneficios en forma de bonos a cambio de las armas entregadas. Además del trámite de destrucción gratuito, los bienes a ofrecer formaron parte de dos grupos, tal cual se propone en este proyecto:

·        Bienes de consumo básico (alimentos, medicamentos, materiales de construcción, empleos temporarios, etc.)

·        Bienes de consumo simbólicos (entradas a espectáculos deportivos, equipos deportivos, electrodoméstico, libros, becas de estudio, etc.)

El plan se puso en marcha el 23 de diciembre de 2000. La planificación de esta primera etapa se hizo a partir de un contacto directo y pormenorizado con las personas dispuestas a entregar sus armas, quienes se comunicaron con los operadores del Ministerio de Justicia de la Provincia a través de una línea telefónica gratuita. Al mismo tiempo, funcionaron diferentes puntos de recolección, debidamente señalizados y publicitados.

El canje siguió el 24 de diciembre, se suspendió el día de Navidad, se reanudó el 26 y se suspendió abruptamente el día 29 de diciembre debido a que la cantidad de armas entregadas superó las previsiones y se agotaron los vales de compra. Pero en este corto tiempo, estos fueron los resultados:

TIPO

CANTIDAD

Carabinas

27

Escopetas

36

Pistolas

38

Pistolón

2

Revólver

184

TOTAL

287

 

 

 

 

 

Todas las armas se destruyeron en una metalúrgica. Hubo tres excepciones: un revólver que tenía pedido de secuestro de la justicia, y otros dos sobre los que había dudas respecto al calibre y origen.

En la lista completa de armas recolectadas y posteriormente destruidas se consigna el número de acta, marca, número de serie, y calibre. Además, hay registro de la zona y la fecha en que fue recolectada. No se consignan datos de sus poseedores ya que el canje, tal como fue planeado, es anónimo. En estas 287 armas se invirtieron cuatro entradas para espectáculos de fútbol y $20.000 en vales de compra.

La primera etapa, según la información, le costó a Mendoza $ 80.000 (dejando asimismo una interesante capacidad instalada para nuevas etapas), dentro de este costo se contempló publicidad, recursos humanos y estímulos. Es importante detectar, lo que para nosotros es un inconveniente a no imitar, que de los recursos existentes, se gastó el 75% en publicidad y solo el resto en el canje.

Por otra parte, los beneficios que se entregaron a los voluntarios no se entregaron directamente, sino que se implementó un sistema de certificados de entrega. Luego este certificado se canjeó en el Ministerio de Justicia por bonos para retirar los bienes acordados.

El balance de esta campaña fue muy positivo, desde el hecho de recolectar de la sociedad armas que en muchos casos no tenían la documentación necesaria para su portación que otorga el RENAR a la realidad de crear en la comunidad un estado de concientización de los beneficios del desarme.

Creemos que en la  Provincia  del CHACO se puede encarar e impulsar un Plan de desarme similar al que se llevó a cabo en la Provincia de Mendoza. Para lograr el resultado deseado se tendrá que trabajar  apoyando este comienzo distintas entidades, organizaciones gubernamentales, privadas  sin fines de lucro, con el objeto de crear una pluralidad de opiniones y de ideas de cómo llevar adelante esta gran campaña para la comunidad.

Se acercan las festividades navideñas y una sensibilidad muy especial aflora , sería un especial momento para poder llevar adelante el programa  que denominaremos desde ya   UNA NAVIDAD SIN ARMAS .           Por ello solicito a los señores Diputados que me acompañen en esta  misión de contribuir  entre todos a  poner en la sociedad un elemento mas para  mitigar los hechos de violencia que la realidad nos golpea diariamente.

         Seguramente hay muchas  mas medidas que tomar y otros son los factores que hoy tengamos esta realidad, los diagnósticos lo conocemos, esto es solo una instancia a contribuir a sacar de los hogares los  instrumentos de ejercer una de las tantas formas de violencia urbana, que no es solo el asalto a mano armada, son los suicidios, los homicidios y la niñez  que encuentras a su alcance los instrumentos para ejercerlas desde la inconciencia y las limitaciones del medio que se crece.